Sistema inmune. ¿Qué es exactamente?
julio 10, 2019

Leptina. La hormona de la saciedad.

En 1994 se descubrió una hormona llamada LEPTINA. Ésta hormona está muy relacionada con la INSULINA, y de forma directa con la ghrelina (niveles altos tienes hambre)
. La leptina está muy relacionada con nuestro sistema hormonal, con nuestro sueños-vigilia y con casi todos los mecanismos de nuestro cuerpo. Así, es por eso te hablaba antes de la INSULINA.

La leptina y la insulina modulan las funciones del hipotálamo. Muchas tomas de decisiones de tu estructura interna tienen mucho que ver por la sensibilidad (bueno) o la resistencia (malo) que tengas con este tipo de hormonas. Te puede dar HAMBRE o te puede dar ganas de tener SEXO. Así de importante es la regulación de : la leptina.

En el tejido adiposo

La función de la leptina en nuestro cuerpo es complejo, el sistema endocrino es complejo y hay muchas interacciones entre muchos elementos de nuestro organismo, pero te quiero explicar lo más importante para conseguir reprogramar tu circuito de recompensa, tener tu leptina con un funcionamiento óptimo, tus niveles de insulina adecuados y así lograr no tener hambre nunca más.
La LEPTINA está vinculada con emociones, reacciones metabólicas y hormonales. Tiene un efecto más que poderoso en nuestra conducta. Los niveles óptimos de leptina evitan enfermedades degenerativas, y fomentan nuestra calidad de vida y longevidad. Y esto nos gusta. Cuanto más sensible seamos a la leptina mejor

En la tiroides

La leptina tiene un control total sobre la tiroides en el metabolismo , y esto consigue que lo regule. Imaginaos la importancia de lo que os estoy diciendo.

La leptina decide si tienes hambre o almacenas grasas en el tejido adiposo, o prefiere usarla como combustible y quemarla. Puede producir una inflamación o incluso modula a tu sistema nervioso.

Si alguna parte del sistema hormonal falla, incluida las hormonas suprarrenales o las hormonas sexuales, no se puede resolver si la leptina no está en niveles adecuados. Ojo. Ojo. Ojo.
Cuando tu estómago está lleno las células grasas liberan leptina que le mandan una SEÑAL a tu cerebro y así logras dejar de comer, ya no tienes hambre, es el freno del cuerpo, imagínate si eres resistente a la leptina siempre tendrás hambre, no le llega la señal a tu cerebro. Esto es una catástrofe. E imagínate si también eres resistente a la insulina. Pues más de lo mismo.

En el sueño

Quienes descienden los niveles de leptina tienen más apetito,  y tienen un impacto hedónico a favor de almidones y azúcares. La falta de sueño. Es muy importante descansar bien y tener un horario estricto.

En la resistencia a la insulina

Ellas mandan así de simple, y se ven influidas negativamente por el consumo desmesurado de hidratos, un día y otro, así hasta que el funcionamiento de las hormonas se rompen. O no les llega la señal a los receptores de las células. O las células betas del páncreas quedan bajo mínimos. Como queráis. Eso se llama resistencia a la insulina.

Si no eres capaz de controlar tu apetito y siempre tienes hambre, tienes riesgo de comer alimentos pobres nutricionalmente y aumenta el riesgo de trastornos neurológicos, hormonales e inmunes. Los niveles altos de triglicéridos derivan en resistencia a la leptina

Todo pasa por comer alimentos adaptados a tu genoma. Y vigilar como está el funcionamiento de tu microbiota.

Características de sentir resistente a la leptina

  • tener sobrepeso
  • crear vinculos con la comida y sólo pensar en comer pan
  • sentirse siempre cansado tras una ingesta postprandial
  • sentir hambre al fallo desde que te levantas
  • tener unos triglicéridos de más de 100
  • tener osteoporosis
  • tener la tensión arterial alta
  • querer azúcar y estimulantes.
  • Michelines en cintura y cadera

¿Qué es la ghrelina?

Éstas dos son las HORMONAS DEL APETITO, la INSULINA controla el uso y almacenamiento de la energía que obtienes de la comida de humano.

La leptina y la ghrelina controlan las sensaciones de hambre y saciedad, la leptina está involucrada en procesos fisiológicos (respuestas inflamatorias del cuerpo y la supresión del apetito). La LEPTINA disminuye las ganas de comer al actuar sobre centros del cerebro.

La LEPTINA avisa al cerebro de que ya no hay que comer más, cuando los ADIPOCITOS se llenan, empiezan a secretar leptina.Una vez que los adipocitos se reducen porque su contenido ha sido usado para producir energía, su llave se cierra un poco y se libera menos leptina. Con el tiempo vuelves a sentir hambre porque se libera ghrelina, y entonces se reinicia el proceso
 
La GHRELINA se libera cuando el estómago está vacío, cuando está lleno le manda una señal al cerebro para que cierre el grifo de ghrelina. Si se altera el equilibrio entre leptina y ghrelina se desata una guerra y aparecen ANTOJOS, falta de saciedad y engordas a base de comer pan y cereales al fallo.
 

Las personas RESISTENTES A LA LEPTINAsiempre tienen hambre, y no pueden dejar de comer. El exceso de insulina provoca resistencia a la insulina, y diabetes, demasiada leptina también produce una resistencia a ésta debido a carbohidratos y azúcares.

Como anticipaba se anteponen, la ghrelina se secreta en el estómago, y manda mensajes al cerebro de que debes acudir a la nevera, y comer, y comer y volver a comer. Las tentaciones y el incremento de cintura. Cuando las hormonas del apetito no están reguladas es porque estás llevando una mala alimentación, estresado y no duermes como deberías. Es un círculo vicioso que acaba ganando grasa.

¿Cómo actúa tu sistema endocrino?

 
Como ser humano, tienes un SISTEMA ENDOCRINO el cual regula y controla todas las HORMONAS DE TU CUERPO. Regula tu mal humor, cansancio, hambre, deseo sexual, frío, calor, y también regula el desarrollo, crecimiento, reproducción, y el comportamiento a través de un sistema de hormonas que sirven como MENSAJEROS que se producen en diferentes partes del cuerpo (TIROIDES, GLÁNDULAS SUPRARRENALES, GLÁNDULA PITUITARIA, o GÓNADAS) y una vez allí viajan a través de la SANGRE  para llegar a órganos y tejidos.
 

Una vez allí llegan a los RECEPTORES y provocan una RESPUESTA BIOLÓGICA, para mantener al cuerpo en su proceso de HOMEOSTASIS. Las hormonas juegan un papel vita en cada sistema del cuerpo humano ( reproductivo, nervioso, respiratorio, cardiovascular, ósea, muscular, inmunológico, urinario y digestivo). Esto es así cuando el cuerpo come COMIDA DE HUMANO.

Desajustes hormonales

Cuando tú llevas años comiendo sustancias comestibles que elevan la insulina, y mantienes a tu cuerpo a un estímulo repetido al que no está adaptado comienzan los PROBLEMAS. Unos desajustes como TRASTORNOS METABÓLICOS y de la TIROIDES, infertilidad, cáncer, pierdes cabello, fatiga, disminuye la líbido, estrés y dolor crónico

La INSULINA es la reina de las hormonas, no me voy a enrollar con la insulina cuando en su categoría y en la de metabolismo, hablo de ella repetidas veces, lo que si que voy a decirte es que reducir la insulina te hará que poco a poco volvamos a recuperar el funcionamiento de la LEPTINA.

Ritmos circadianos

Los RITMOS CIRCADIANOS han evolucionado para responder a las diferencias con la LUZ. Decía mi abuela que somos seres solares, y no le faltaba nada de razón a la mujer. Digamos que nos levantamos con la luz del sol, y nos acostamos una vez se oculta, o eso es lo que antes hacíamos, ahora pues vete a saber lo que hacen algunos.

«En la era PALEOLÍTICA la comida escaseaba, y solo se cazaba cuando había LUZ, más que nada porque sino no los veías. Los HUMANOS cazaban, y comían durante el día, y una vez se ocultaba el sol se acabó. Los animales nocturnos tienen ritmos circadianos que les facilita comer por la noche, los seres humanos no»

La insulina conduce el aumento de grasa, y la mayor respuesta insulínica por las noches se traduce en mayor aumento grasa. Obvio. Entonces queda claro que la OBESIDAD es un desiquilibrio HORMONAL, no calórico, y que pueden INFLUIR e influyen la relación entre el TURNO DE NOCHE, y la OBESIDAD. Sin olvidar a las hormonas del estrés, por el llamado trastorno de sueño.

¿Y tú sabes si eres resistente a la leptina?

[Fuentes]

Artículos sobre leptina

¿Tienes hambre de noche?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *