Mala relación con la comida
Atracones
agosto 16, 2018
Libertad
Error. ¿Qué pasa si te equivocas muchas veces?
agosto 21, 2018

¿Qué es una P.A.S.?

PAS

que es una PAS

Historia de una P.A.S.

«Leónidas estaba muy nervioso. Toda su vida se había sentido incomprendido, la oveja negra, incluso perseguido. Había decidido que sería bueno sentarse en la silla de su habitación y abrir su mente y su corazón primero a mi mismo, y luego a los demás.

(Era mi momento. No podía dejarlo para más tiempo. Creo que ya he encontrado a la persona que puede escucharme, lo intuyo de corazón)

Un día sentí que quería hablar con alguien honestamente. Sentía que quería hacerlo. Sentía que necesitaba hacerlo. Pero no sabía cómo empezar …

–“No me gustaría parecer exagerado, pero me preocupa sentirme permanentemente fuera de la vida, sentirme un espectador, … es como si estuviera en una isla solo, rodeada de personas carentes de sensibilidad, superficiales e indiferentes” – comenzó a revelar.

Ella sonrió, al tiempo que le animaba a continuar.

–“No sé si sabré explicarme. Es como si, algo en mi mente, no me dejara encajar con todo lo que me rodea. De hecho, necesito, cada muy poco tiempo, alejarme de todo y quedarme a solas para volver a conectar con mis emociones y mi yo interno.”

Ella me miró con serenidad y le preguntó :–¿Has oído hablar de las Personas P.A.S.?. ¿ De las “Personas Altamente Sensibles“.?. Y sin esperar respuesta, empezó a explicarle. “Hay mucho que contar sobre ellas, pero una de sus características más notable es que sienten y necesitan su casa como un refugio donde desconectar y conseguir calma, donde estar a solas, para poder gestionar la enorme presión que sienten recibir de los demás.

Esta presión la sienten porque son personas que, de forma natural y sin esfuerzo, descifran e intuyen los sentimientos de quienes tienen enfrente, es decir, su capacidad empática es extraordinaria.

Se ponen siempre “en la piel” del otro y no soportan ver sufrir a los demás.

Pero claro, de la misma manera, también tienen una habilidad especial para captar cuando alguien les miente o les esconde algo. Y, cuando sienten que eso está sucediendo, se enfadan, y no pueden evitar mostrarlo, pero luego se sienten mal por no haberse controlado o por si, incluso, han dañado a alguien. Y se sienten culpables. Las PAS son personas sinceras. Muy sinceras.”

–“Entonces – pregunté- ¿Cuándo prefiero evitar algunas situaciones para no dañar a nadie, y que, de paso, tampoco nadie me dañe a mi, no soy un cobarde?
–“No. Simplemente detestas la mentira, las injusticias y la crueldad y no sabes fingir tus emociones.”
–“Pero … – sigo – no entiendo porque fuera de mi casa no he encontrado a personas que puedan sentir como yo, ni siquiera que comprendan como siento yo.”

–“Es normal que puedas sentirte “diferente” de los demás porque es difícil encontrar a otros con tu misma empatía, salvo en casa, porque tu forma de sentir la has heredado de tu familia. Es genético. ”
–“Ahhhh!!! – se recreó  , “ahora comprendo a la “pesada” de mi madre…”
–“Deberías intentar comprenderla, si …” – le siguió la broma – “verás, otra de las características de las PAS es que son personas muy ingeniosas, creativas y con mucha imaginación, y que utilizan el sentido del humor para relacionarse con los demás.”
En un instante, el silenció se instaló en la habitación.

Sonreí, y dije. … “Ya lo creo que si. Me he dejado la mejor pregunta para el final… Entonces ¿Soy, o no soy, un bicho raro.?”
–“No, no lo eres. Simplemente se te ha dado el regalo de ver la vida de una forma especial, de ver el mundo con un corazón más abierto y puedes ofrecer sentimientos de ternura, de cariño y comprensión a los demás. Posiblemente, en muchos casos, ellos no serán conscientes de que lo necesitan, pero tú, sin que ellos lo sepan, les harás la vida más bonita. (…)

¿Qué es una PAS?

Pues lo quiero explicar con mis palabras, de mi cosecha como diría mi profesora de castellano, pues se trata de SENTIR MUCHÍSIMO, tanto lo bueno y lo malo. A lo mejor lo que a una persona no le afecta para mi es una manera de que el mundo se hunda, o que me agobié muchísimo.

¿Se puede gestionar?. A días y a ratos. Pues claro, el problema es cuando desconoces que eres una PAS. Ahora hay días que por ejemplo estoy mal, pero sé que depende de mi salir de ahí y no de los demás. Antes era una condena.

Cuando me enteré de ésta cualidad estaba cagado de miedo, no lo puedo expresar mejor, bueno la verdad es que si, pero no me da la gana. No quería tener “ese don” para mi era una mierda, todo el mundo me buscaba para contarme sus problemas, y me afectaban de una manera abismal y cuando alguien me contaba algo duro sentía que yo también lo pasaba mal. Estaba cargando mis problemas y el de los demás. No es que tuviese la mochila cargada, es que llegó un punto que ya no podía más.

Veía ese don como un condena, y ahora lo veo como una bendición.

Esto es lo que hace el estado de conciencia y no el maldito sistema de creencias limitante y miedoso qué es el ego.

Cualidades de ser P.A.S.

DESCANSO.

Si, quizá  la mayoría de las personas les gusté estar rodeado de personas, en mi caso y en el de muchos , necesitamos tener momentos para disfrutar de nuestra PAZ INTERIOR y que nadie nos moleste, simplemente lo necesitamos, estar a gusto, y disfrutando de lo que estamos haciendo. Nos agobiamos si tenemos que estar todo el rato con las personas. Unas más y otros menos, aquí ya depende de la gestión emocional y de lo que haga cada uno.

RUIDO.

Somos muy susceptibles a LAS GRANDES CONCENTRACIONES DE GENTE, y sobre todo al RUIDO. Me pone muy, muy nervioso. Es algo que nos agobia hasta la extenuación, nos quita la energía, esto puede sonar místico, pero os lo juro es la verdad. El simple hecho de un petardo puede alterarme cerca de una hora hasta que vuelvo a la normalidad. Y sí, cómo ya te has podido imaginar los sustos tampoco nos gustan mucho, aunque bueno esto creo que es cuestión de más personas. La sensibilidad a veces nos abruma de una manera angustiosa.

Una PAS dominada por el miedo o por la ansiedad puede vivir en una cárcel de la qué le es complicada salir hasta que no entienda y CONOZCA su caso. Y muchas veces aún conociéndolo.

LEER PENSAMIENTOS.

No sé la de veces que me han dicho que si LEO PENSAMIENTOS o que parece que me he METIDO EN LA CABEZA DE UNA PERSONA. No hago ni una cosa ni la otra, o a lo mejor sí, en muchas ocasiones, siento que tengo INTUICIÓN, pero no es algo que me guste, alguna que otra vez me he llevado sustos al soñar con cosas que luego al poco tiempo me han pasado. Ojalá estuviese de coña, y muchas veces me perturbo pensando si simplemente es una pesadilla o es una premonición. ¿Ya no te gusta tanto “leer pensamientos”, verdad?.

Te contaría 2 o 3 sueños que he tenido que se han hecho realidad, si te interesa pon un comentario y te digo, tigre.

SABER SI TE MIENTEN.

Si, esto es algo que me encanta, no tanto con las palabras, pero si con los hechos, no sabría explicarlo, simplemente sé cuando una persona me está mintiendo, me gusta asegurarme, porque ya sabéis que muchas veces puede ser un juicio, o que te estás proyectando en otra persona, pero en algunas ocasiones por desgracia no tiene que depender de mi sino simplemente la otra persona me está tomando el pelo, y cuando voy a asegurarme, me doy cuenta de que estaba en lo cierto.

El “me lo dije” es doloroso.

ME ENCANTA ESTAR SOLO.

Hay personas que hacen planes para ir con muchas personas, de lo que me he dado cuenta es que yo hago planes para irme solo dónde sea, me gusta ir a mi aire, en paz, y libre. Y luego tengo otros momentos que me gusta disfrutar de la buena compañía, pero no te sabría elegir, y eso es algo que hasta que no lo entendí, acojonaba bastante.

EMPATÍA AL FALLO.

Si, sabemos escuchar, y nos encanta ayudar. El problema de esto es que no podemos ayudar a todo el mundo, y muchas veces nos sentimos culpables por no hacer algo por otra persona que sabes de sobra que puedes hacer. Una tarea a hacer una PAS es ocuparse primero de ella, atender sus necesidades, llenarse de amor, y luego ofrecerlo a los demás.

Llénate de luz, porque la oscuridad no ayuda a nadie. Ha quedado guapo, y lo sabéis.

[Fuente]

El don de la sensibilidad.

Mi corazón latino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *