Pautas para toc
Obsesiones. ¿Se pueden parar?
septiembre 21, 2018

Preocupaciones. ¿Por qué aparecen?

Entender tu ansiedad y comprenderla

Las preocupaciones

Llevar una vida que no te gusta, pensar una cosa pero decir otra diferente, estudiar algo que no te gusta, estar con gente que no te aporta nada, resistir situaciones o circunstancias que no te gustan durante mucho tiempo por miedo a hacer un cambio y por miedo a lo desconocido.

Nunca jamás decir lo que piensas y lo que sientes no te vayan a abandonar o a rechazar por ser tú mismo, eso jamás, hay un miedo brutal al rechazo al abandono, y eso que nos relacionemos con los demás desde el miedo y la dependencia, y al pensar que nuestra felicidad está fuera siempre estamos comportándonos como los demás esperan y no cómo nosotros queremos, y esto lo único que provoca es conflicto y resistencia en nuestro interior.

Ser consciente de que la cabeza es como un pc. A veces puede rayarse y dar errores. Y esas obsesiones son producto de esos errores. No eres tú. Cuanto más te desesperas cuando el pc se traba, más carga le metes, y más tarda en destrabarse y funcionar con fluidez. Tu cabeza es igual. Date tregua, déjate en paz y sobre todo mímate por estar pasándolo mal, no pasa nada, de verdad.

Cerebro reptiliano

Antes de seguir lee estos artículos (tipos de cerebros, y ansiedad). La denominación de REPTILIANO se deba a que fue el primer cerebro que la naturaleza nos otorgó, iniciándose en los reptiles hace más de 500 millones de años.

El ser humano evolucionó,y con su desarrollo cambió nuestro cerebro y aparecieron la razón (córtex) y las emociones (sitema límbico) y, en esa masa que es nuestro cerebro actual, todo quedó unido.

El cerebro reptil gestiona nuestra supervivencia controlando funciones básicas del organismo entre ellas.

-el flujo sanguíneo.

-los latidos de corazón.

-la digestión.

-la temperatura del cuerpo (sudoración).

-el equilibrio.

-la vista

-los músculos se contraen.

-y muchas más, por ejemplo, cagarse encima.

Todas estas reacciones tienen una única misión, sobrevivir ante un peligro físico pero, de no existir este peligro, amanece una crisis de pánico que si no es comprendida y aceptada por lo que es, es muy fácil que deriva en un síndrome de ansiedad y se quede mucho tiempo a nuestro lado.

Hay muchas otras funciones del cuerpo mediante este cerebro, pero seguro que ya en este punto localizas síntomas cuanto tienes ansiedad, no es que tengas ansiedad, es que a veces la sientes, simplemente eres un ser humano que está atravesando por un momento difícil y que está confuso, no te preocupes saldremos de ahí. Por eso tienes pesadillas, por eso se te tensan los músculos, y por eso tu cuerpo tiembla cuando identificas algo como una amenaza.

La vida se ha desarrollado muy deprisa y tu cerebro reptiliano cuando te preocupa si llegas a fin de mes, o si alguien te deja en visto, no es capaz de distinguir entre el ataque de un león hambriento o de una creencia/pensamiento mal interpretado. Todo lo que te provoca ansiedad va detrás de un disfraz de baja autoestima , miedo al abandono, dependencia, complejo de inferioridad, y muchas más cositas que no nos gusta reconocer.

Si taladramos a nuestra mente con peligros inminentes, nuestro cuerpo, lo queramos o no, reacciona

Queda claro que si te sientes así es porque tu mente provoca que tu cuerpo sude y luego las emociones que vienen con los pensamientos, todo esto es un cóctel molotov que si no le pones distancia, si no lo observas te puede amargar la vida entera, es así de claro.

La ansiedad llega a nuestras vidas buscando un cambio, el nuestro.

¿Por qué se activa este proceso de ansiedad en mi cuerpo?

Toda en la vida tiene una causa y un efecto. En mi caso fue una muerte, pero en tu caso puede ser una ruptura, una operación o cualquier tipo de circunstancia que no consigues aceptar con el paso del tiempo. Cuando te pasa algo que no entiendes tu cerebro se protege y le pone una cruz (peligroso), y ante una situación similar se activan mecanismos en tu organismo, se crea una desequilibrio, y así seguramente es cómo la ansiedad se ha instalado en tu vida y no sabes qué haces para salir de ahí.

El mayor fracaso del ser humano es hacer y pensar todos los días igual y exigir resultados distintos.

Para recuperar el bienestar en tu vida primero tienes que ver cuál es el origen de tu cuadro de ansiedad, luego ver qué estás comiendo y empezar a darle importancia a aquello que te hace estar en calma y relajado. Te recomiendo que si consumes estimulantes, alcohol y azúcar te los dejes y me comentes los cambios pasados unos días.  Evita los ambientes cargados de humo, de ruido, y por una temporada no veas película de miedo. Céntrate en estar tranquilo, en paz, y verás cómo cambias tu forma de verlo todo. ¿Ha llegado tu momento de meditar?

La ansiedad es tu alma, tocando a las puertas de tu corazón para que te hagas caso de ti mismo porque llevas tiempo sin jugar, y en la vida no todo es trabajar y estar pendiente de los demás. Tú también tienes el derecho de reír, de abrazar, de amar y de pasarlo bien.

Enfrentarte a tus problemas hará que desaparezcan tus causas, y sin causas no tendrás efectos, de este modo tus síntomas podrán desaparecer para siempre.

Piensa en tu cuerpo como en un coche, si el motor falla es inútil que intentes arrancarlo a patadas o maldiciendo tu suerte, las opciones son son: ir al mecánico o ver las causas para encontrar la solución. Encuentra con quien te relaciones y te pones nervioso, entiende por qué te sucede esto y ponle remedio lo antes posible.

Pregúntate si llevas mucho tiempo atendiendo a los demás, dándole prioridad al resto y te has olvidado de ti, de jugar, de pasarlo bien, de divertirte. Cuando empiezas a hacer pequeños cambios en tu vida, tu vida mejora, pero cuando haces cambios grandes lo que provocas son cambios grandes.

Responsabilidad

Cuando eres consciente de la causa de tu ansiedad, empiezas a ser más responsable de lo que comes, de lo que piensas, de lo que sientes y de lo que haces en tu vida para solucionarlo. Coherencia se instala en tu vida, y coherencia sabe lo que tú quieres porque ahora mismo simplemente te estás dejando llevar sin esa imperiosa necesidad de controlar todo, ahora sabes que llegado el momento sabrás qué hacer y si por un momento no sabes qué hacer pues simplemente eres un pc que necesita descansar, reiniciarse hasta que vuelve a funcionar bien. Asegúrate de tener conexión a internet, en este caso conexión a tu corazón.

No te desanimes al principio son cambios que nunca has integrado en tu vida, pero es hora de comprometerte de dedicarlo tiempo a cocinar, a estar contigo, a meditar, y deja que pase el tiempo

Es la hora de la meditación

…y de repente me doy cuenta de que las PRISAS no son buenas y de que nos tiramos de 3-6 meses para ver algún tipo de resultado en el gimnasio entrenando casi 5-6 días a la semana durante una hora, y trabajando los músculos desde distintos ángulos. Por ejemplo, en un buen día de espalda metemos dominadas, peso muerto, remo y algunos muscle-up. Y vamos cambiando el peso que movemos.

Yo no conozco a nadie que haya pisado un gimnasio el primer día, haya hecho jalones con 25 kg, remo de mancuernas con 6 kg, y automáticamente haya conseguido mejorar su aspecto físico, pero tú en 10 minutos quieres saber dejar la mente en blanco. Madre mía estás flipadísimo, y una cosa quiero escribir una cosa es conectar contigo mismo, y otra es creerte superior porque el EGO espiritual es travieso, a veces lo veo en los demás que no quiere decir otra cosa que me reflejo, y me veo con el rabo al aire.

¿Por qué meditas un día y crees qué ya localizas tus pensamientos limitantes?.
¿Por qué crees qué en 2 días tu mente va a cambiar?.
Es decir, para entrenar el cuerpo te tiras años, y para entrenar la mente al segundo día tiras la toalla.
¿Te das cuenta por qué no avanzas?.
¿Le das más importancia a tener abdominales que a encontrarte bien?.
¿Ves el problema?.

Entrenar el cuerpo puede hacer que mejores tu aspecto físico, pero entrenar tu mente puede cambiar tu vida. Ya lo decía Marco Aurelio aquel qué es capaz de aguantar 6 meses meditando 3-4 días a la semana durante 15 minutos marca la diferencia. Realmente esto lo digo yo, pero me apetecía escribir Marco Aurelio, porque ese hombre junto a Epícteto, Séneca y Epícuro me han hecho trascender y cuestionarme mis dogmas y mis creencias de mierda.

Si estás enfadado, triste y decaído, tu mente está enferma, y tienes un déficit de luz y de sabiduria. No eres alguien ignorante, simplemente eres alguien al que le falta información, y que si ya la tiene no es capaz de descifrar esos códigos para ser feliz.
¿Quieres cambiar tu vida? Cambia lo que comes, y lo que piensas.
¿Quieres ser libre?.

Comienza a hacer cosas que dependan solo de ti sin necesitar a nadie, de ti depende lo que haces, lo que sientes, lo que piensas, y de ti no depende la realidad y la opinión de los demás. A veces, el ego nos quiere hacer controlar y emitir juicios con “bueno” y “malo”, y no simplemente es otra opinión, otra persona, es otro, y ya está.

Para concluir respecto a la meditación no hay un método eficaz, cada método debe ser distinto, diferente, piensa que cuando tu mente ya conoce algo, ya lo archiva, ya lo guarda y no estarás meditando simplemente estarás concentrándote y controlando todo a través de la mente. Cuidado con esto que veo a mucho pajarito. Pío, pío. Meditar es sorprender a la mente , ahuyentarla, ve a sitios distintos, escucha música distinta, sorpréndela.

Fuente.

Jiddu Krishnamurti- La mente en meditación

Giorgio Nardone- Obsesiones, compulsiones, manías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *